Tenia o Solitaria

 

Causa

La tenia, mejor conocida como solitaria, es también un parásito frecuente en el intestino del perro. El gusano de la Solitaria crece hasta unos 50 cm. de longitud y está formado por muchos segmentos o piezas. Un segmento de Solitaria se pega en el intestino delgado y contamina el animal. Con las heces van saliendo los segmentos. Cuando estos segmentos se secan (parecen granos de arroz), se depositan en el pelo alrededor del ano. Dentro de ese segmento se encuentran los huevos. Las pulgas pueden absorber los huevos y los incuban en su interior. Luego el perro es picado por esa pulga, o bien el perro se come la pulga al mordisquear la picadura y de este modo también se contamina. Se puede estar seguro de que el perro está infestado cuando se notan en las heces pedacitos de Solitaria, blancos, de algún centímetro de longitud.

 

 Síntomas

Generalmente no presenta síntomas, pero en el cachorro que se parasita con muchas tenias se da una alternancia de episodios de diarrea y de estreñimiento, apetito abundante con adelgazamiento; a veces aparecen fenómenos nerviosos, epileptiformes.

 

 Prevención

El tratamiento consiste en suministrar un tenífugo en dosis adecuadas. Como la contaminación se produce mediante pulgas, también se deben exterminar las pulgas.