Tumor de glándula perianal

 

Epidemiología

El tumor de la glándula perianal es un tipo de tumor que se localiza cerca del ano en los machos. También se conoce como Tumor de hepatoide debido a la similitud con la forma de los hepatocitos. Normalmente aparece en machos que no han sido castrados.  Hay dos tipos de tumores de la glándula perianal: los adenomas de glándula perianal, que son benignos y los adenocarcinomas de glándula perianal que son malignos. Los dos tienen receptores para la testosterona.

Los adenocarcinomas de glándula perianal se produce con tres veces más frecuencia en los machos sin castrar que en las hembras, y los adenocarcinomas de glándula perianal son diez veces más comunes en los machos que en hembras. Normalmente las razas más afectadas por adenomas son: Siberian Husky, Cocker Spaniel, Pekinges y Samoyed, y las razas más afectadas por adenocarcinomas son: Husky Siberiano, Buldog y Alaskan Malamute.

 

Síntomas

Normalmente los adenomas de glándula perianal se localizan en la piel alrededor del ano, pero también pueden encontrarse en la cola o la ingle. Los adenomas de glándula perianal aparecen principalmente en los machos sin castrar y viejos. Forman parte de un  91% aproximadamente de los tumores de glándula perianal.

Los adenomas y los adenocarcinomas parecen iguales, ambos son redondos, rosa y normalmente tienen menos de tres centímetros en anchura. En caso de los adenocarcinomas su aumento de tamaño es comparativamente lento, pero existen muchas posibilidades de producir metástasis en el ganglio linfático del interior de la pelvis y de debajo de la cintura, pero también pueden producir metástasis en el hígado, pulmón, riñón y el bazo.

 

Tratamiento

Deben quitarse ambos tipos de tumor y deben enviarse a un patólogo para su identificación. Sin embargo, el 95% de los adenomas de glándula perianal desaparecerá después de castrar el macho. Se puede ayudar a que no se reproduzca si se extrae el tumor y se castra al mismo tiempo. Si es necesario, el perro con adenocarcinomas de glándula perianal debe tratarse con cirugía dinámica, radioterapia y quimioterapia.